Frecuencias cerebrales y ondas alfa

Frecuencias Cerebrales y Ondas Alfa

En la década de los 20 el psiquiatra alemán Hans Berger demostró que el cerebro produce frecuencias eléctricas, medibles con un aparato “amplificador” (el electroencefalógrafo).
La frecuencia “más lenta” que el cerebro produce es la Delta, que oscila de 0 a 4 ciclos por segundo.
La frecuencia que oscila entre 4 y 7 ciclos por segundo es conocida como onda Theta.

La que oscila entre 7 y 14 ciclos es la conocida como onda Alfa y la frecuencia de 14 ciclos en adelante recibe el nombre de onda Beta.
Cada tipo de onda se traduce en un estado psico-neuro-fisiológico diferente. Es decir, nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra actividad física y fisiológica son completamente diferentes en cada uno de estos estados o frecuencias.

ondas alfa

Cuando estamos despiertos y activos predomina la producción de ondas Beta. La frecuencia Beta está relacionada con la dimensión objetiva, usamos nuestros sentidos físicos para relacionarnos con el entorno y hay límites de tiempo y de espacio.

Nuestra mente se mantiene en un nivel de conciencia externa.
Cuando el número de pulsaciones neuronales desciende, emitimos ondas Alfa y Theta. En este nivel usamos nuestros sentidos internos, no limitados por el tiempo y el espacio, como la imaginación, la visualización, la memoria, la intuición y la creatividad. Aunque estemos despiertos, estamos más conectados con nuestro interior. Cuando “funcionamos” en dicho estado, nos situamos entre la frontera de lo consciente y lo inconsciente, lo cual nos permite, por un lado, seguir teniendo una actividad consciente de nuestra mente y cuerpo y al mismo tiempo, tener acceso a la información y a las capacidades del subconsciente.
Nos permite estar despiertos y a la vez acceder a la información del inconsciente, por lo que podemos aprovechar todo el caudal de ese 90% de “potencial” desaprovechado del que se suele hablar.
La frecuencia Delta es la más desconocida, es el nivel de inconsciencia. Tiene lugar el sueño profundo que se alcanza con la anestesia.

¿Cómo sé que estoy emitiendo Ondas Alfa”?

Nos encontramos en “estado alfa”, cuando estamos profundamente relajados, cuando nos sentimos “muy a gusto”, en paz y sentimos serenidad interior. Cierta música, la contemplación del mar, la oración, los aromas, ciertas imágenes… nos transportan a este estado especial de la mente, que nos conecta con nuestro ser más genuino y profundo.

¿Las ondas Alfa propician este estado?

Nuestro cerebro desea imitar cada impulso que siente. Un sonido produce un determinado impulso en el cerebro; dos sonidos, dos impulsos. Diez sonidos: diez impulsos. Y el cerebro responde a lo que siente.

El sonido Alfa es un sonido constante, monótono e hipnótico, y el cerebro tiende a acompañarlo con el mismo ritmo. Automáticamente el cerebro va bajando sus pulsaciones, imitando una frecuencia que oscila entre 4 y 7 ciclos,

baja y constante. Y esto es lo que produce el efecto de entrada en los niveles profundos de la mente.

Este estado mental permite abrir los hemisferios cerebrales, relajar el cuerpo calloso y que la información fluya del hemisferio izquierdo al derecho.

¿Se puede oír el Sonido Alfa?

A decir verdad, el sonido Alfa no se puede oír, ya que se emite con una frecuencia media de 10 ciclos por segundo, y el cerebro humano sólo distingue sonidos que se ubiquen entre los 20 y los 20.000 ciclos. Por lo tanto, el sonido alfa está más allá del alcance del ser humano.

Lo que se conoce como el sonido Alfa es un sonido producido por una pulsación de 600 ciclos por segundo, interrumpida 10 veces por segundo. Así que no es realmente un sonido Alfa, pero lo emula, produciendo el mismo efecto.

Entonces, ¿para qué sirve el Sonido Alfa?

Utilizar el sonido alfa tiene muchísimos beneficios, entre los que destacan:

  • Escucharlo de fondo mientras estudiamos o trabajamos, aumenta nuestra concentración y creatividad, pues funcionamos con el “cerebro completo” (usando los dos hemisferios cerebrales a la vez).
  • Para relajarnos y meditar. En el curso del Método Silva se explica que lo ideal es entrar a niveles profundos de la mente durante 15 minutos, 3 veces al día, y lo que hace el sonido Alfa es ayudar a alcanzar y mantener dicho nivel. Esta práctica fortalece el sistema inmunológico y ayuda a permanecer saludables.
  • Para acelerar el proceso de curación de alguna área del cuerpo afectada.

La forma en que se utiliza el sonido Alfa para recuperarnos más rápidamente de heridas y enfermedades, es colocando el altavoz del reproductor muy cerca del cuerpo (a medio centímetro) mientras se escucha el sonido Alfa.

Se recomienda practicar la estimulación con el sonido Alfa sobre el área afectada, 3 veces al día, 15 minutos cada vez. Pasados esos 15 minutos de estimulación con el sonido Alfa, hay que dejar que las partículas subatómicas se normalicen y recobren naturalmente su estado saludable original. Algunas personas creen que si un poco de sonido Alfa es bueno, entonces mucha estimulación será aún mejor. Pero esto no es necesariamente así, pues hay que darle tiempo al cuerpo para que realice las correcciones, y éstas se supone que se producen en el período de silencio entre los ejercicios.

¿Acaso tiene esto alguna base científica?

Los científicos dicen que las pulsaciones electromagnéticas que provienen de los campos magnéticos, pueden estimular las partículas subatómicas y esa estimulación ayuda en la corrección de los problemas. Y cualquier altavoz tiene un pequeño campo magnético que puede ser modulado para pulsar a diez ciclos por segundo, si se escucha el sonido Alfa. Y si se lo coloca suficientemente cerca del cuerpo (no pegado contra el cuerpo,

porque en dicho caso se anula el sonido), entonces cada célula del área afectada, recibirá un masaje producido por un campo magnético de diez ciclos por segundo.

¿Cómo puedo aprender más sobre este tema?

Cada viernes impartimos Conferencias Gratuitas del Método Silva por toda España, y los fines de semana el Curso del Método Silva de Control mental.


Comentarios

  1. Me gustaría que me informaseis en que fecha daréis las conferencias gratuitas que mencionáis en Vigo.

    Gracias

    Un Saludo

    • Luis Pérez Santiago dice: abril 10, 2018 at 10:18 am

      Hola Elena,

      Muchas gracias por tu interés

      De momento no vamos a Vigo este año… ¡Quizá el próximo!

      Un abrazo

  2. vanessa perdomo dice: junio 19, 2018 at 3:47 pm

    hola. lo anterior es un tema de interés,me gustaría tener mas información con los cursos que asignan del método silva

    • Luis Pérez Santiago dice: junio 19, 2018 at 5:11 pm

      Buenas tardes Vanessa,

      Actualmente ya no impartimos el Método Silva, solo y exclusivamente Método Todo es Posible,

      Muchas gracias por tu atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *